¡Exitoso despegue de la Starship, pero los desafíos continúan!

La Starship representa un paso significativo en la exploración espacial. SpaceX continuará perfeccionando esta tecnología.

Un cohete de enormes proporciones

La Starship, el cohete espacial más grande y potente creado por el hombre, despegó de las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, marcando un hito en la exploración espacial. Este coloso consta de dos partes: el cohete Super Heavy, de 69 metros, y la nave Starship, de 50 metros, destinada a llevar a personas y carga a la Luna en 2025.

Celebración y desafío

Con tan solo una ventana de 20 minutos para el despegue, la nave despegó a las 14:03 horas españolas, provocando gritos de celebración en las oficinas de SpaceX y la presencia entusiasta de Elon Musk. Sin embargo, la alegría se vio empañada por un desacople “prematuro” del propulsor y la nave a los tres minutos, resultando en la explosión del Super Heavy.

Momentos de tensión

La explosión dejó en silencio la sala de control, pero la compañía destacó el éxito parcial del segundo intento. A pesar de perder contacto con la nave, SpaceX consideró el despegue exitoso, ya que en la prueba anterior, la nave explotó a los cuatro minutos. La Starship, con 121 metros de altura y capacidad para transportar 150 toneladas, busca ser reutilizable, aunque esta prueba no incluía un aterrizaje controlado.

NASA y Elon Musk

La NASA sigue de cerca los avances de Elon Musk, asignándole casi 3.000 millones de dólares para el desarrollo de la Starship. Este cohete se prevé como el vehículo para llevar a los astronautas de la NASA a la Luna en el programa Artemisa III a partir de 2025.

Desafíos y aplazamientos

Aunque el despegue estaba inicialmente programado para el viernes, se aplazó al sábado debido a la necesidad de reemplazar una aleta de rejilla clave para dirigir el cohete. SpaceX ha realizado más de 1000 modificaciones en la astronave después del primer fracaso en abril, que incluyó la destrucción de motores y ajustes en la plataforma de lanzamiento.

Próximos pasos

El siguiente paso de SpaceX era ensayar el trasvase de combustible en órbita, una tarea crucial para completar futuras misiones. Aunque la empresa ha realizado pruebas por separado del cohete y la nave, la coordinación entre ambos componentes sigue siendo un desafío.

El camino por recorrer

Aunque la Starship se considera el cohete más potente jamás creado por el hombre, recordamos que en la década de los 60, la Unión Soviética fabricó el Nositel-1, un cohete aún más grande y potente para su programa lunar fallido. Elon Musk se enfrenta a desafíos inesperados, lo que plantea dudas sobre la fecha de 2025 para el regreso a la Luna.

Artículos relacionados...

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *