Steve Jobs y el emulador de playstation en la conferencia de apple

En 1999 Steve Jobs sube al escenario para presentar la posibilidad de jugar a los exclusivos juegos de la PlayStation de Sony en un Mac.

Imagina estar en la conferencia de Apple en 1999, cuando Steve Jobs sube al escenario para presentar algo realmente revolucionario: la posibilidad de jugar a los exclusivos juegos de la PlayStation de Sony en un Mac. ¡Todo lo que tenías que hacer era insertar el CD original y empezar a jugar! Esto parecía algo extraordinario, ¿verdad?

Un poco de historia

Pero, ¿cómo llegamos a este punto? La historia comienza en 1998 con un tipo llamado Aaron Giles, que ya tenía experiencia en llevar juegos de LucasArts a Mac. Debido a su conocimiento en emulación, Giles se unió a Connectix, la empresa detrás del famoso Virtual PC que permitía ejecutar programas de Windows en Mac.

Giles compartió la idea de emular juegos de PlayStation como si fuera música en una pletina normal. La idea surgió a todos, y pronto se puso manos a la obra para crear un prototipo. Llevar los juegos de PlayStation a Mac parecía la solución perfecta para el catálogo limitado de juegos de Apple.

La batalla legal con sony

Cuando el proyecto tomó forma, se acercaron a Sony para obtener su aprobación y licenciar el firmware necesario. Sin embargo, Sony no estaba nada contenta con la idea. Enfurecidos, enviaron una carta de cese y desistimiento a Connectix, impidiendo el uso del código oficial para el emulador.

La mayoría de las veces, eso sería el fin del asunto, pero Connectix decidió seguir adelante. Giles tuvo que trabajar a contrarreloj para reemplazar el código de Sony mediante ingeniería inversa. Días antes de una feria importante, ya tenían el software listo.

En la conferencia, Steve Jobs mismo respaldó el proyecto al mostrarlo al público. Durante la feria, vendieron varias copias del software antes de que Sony tomara medidas legales para detener su venta. Esta acción legal frenó el entusiasmo por el producto, y con la próxima generación de la PlayStation 2 a la vuelta de la esquina, las ventas del software se desinflaron gradualmente.

El acuerdo final

Después de una larga batalla legal, Sony y Connectix finalmente llegaron a un acuerdo. El código del software de Connectix pasó a ser propiedad de Sony, poniendo fin al sueño de jugar los emocionantes juegos de PlayStation en Windows y Mac.

Así que, aunque la idea de Steve Jobs de jugar a juegos de PlayStation en un Mac parecía emocionante, terminó siendo un conflicto legal largo y complicado. La lección aquí es que, a veces, las grandes ideas tecnológicas también pueden enfrentar obstáculos legales en su camino hacia la realidad.

Esta historia nos muestra que, incluso en el mundo de la tecnología, no siempre es fácil convertir las ideas en realidad. A pesar de los desafíos, la innovación sigue avanzando, y quien sabe qué sorpresas nos esperan en el futuro.

Artículos relacionados...

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *